Exigimos contratos de alquiler para las familias de Asun y Richard
Hartas de esperar
#NoMásDesahucios

Nuestras compañeras Asun y Richard han recibido una nueva amenaza de desahucio.
Ambas familias viven en una situación límite desde hace muchos años. Víctimas de la crisis económica fueron expulsadas del mercado de vivienda por no pasar los «casting» inmobiliarios.

Josefina y Richard llevan catorce años solicitando una vivienda pública a la Comunidad de Madrid sin resultado. Mientras, han conseguido posponer el desahucio en ocho ocasiones. ¿Cuánto tiempo creen Isabel Díaz Ayuso y resto de dirigentes madrileños que se puede resistir esta situación de angustia vital?

Josefina y Richard tienen comunicada esta vulneración de derechos al Comité DESC de la ONU que ha emitido una recomendación de medidas cautelares a nuestra Justicia. El Juzgado ha informado que ni la ONU ni el Escudo Social COVID les va a proteger de este desahucio. Tal cual.

Las viviendas donde residen ambas familias fueron vendidas por el BBVA al fondo buitre Cerberus con ellas dentro. Conocedores de su situación de vulnerabilidad social y de la falta de alternativas de vivienda, llevan años intentando expulsarles.

La historia de Asunción es muy similar. Sus casos han evolucionado en paralelo durante ocho años, desde que se refugiaron en sendas viviendas vacías propiedad de BBVA. Asun ha reclamado incansablemente una solución para ella y los suyos.

Sobra recordar el deterioro en la salud de todos los miembros de estas dos familias. El miedo les cala los huesos. Sus miradas reflejan un profundo cansancio. Posponer desahucios no es una solución válida ni aceptable.

EXIGIMOS una vivienda estable y segura de una vez por todas.



Noticias relacionadas