La PAH advierte de una oleada de desahucios ejecutados por Bankia en Vallecas

In Mayo 11, 2017

 

La entidad rescatada ha desahuciado en seis lanzamientos a al menos 21 personas en el distrito en un mes, 11 de ellas menores de edad, y tiene previstos al menos cuatro desahucios más para la segunda mitad del mes de Mayo. Tras un encierro organizado por la PAH Vallekas la mañana del miércoles 10, Maria del Pilar Moreno Montero, del departamento de mediación y buenas prácticas de la entidad, se comprometió por teléfono con las cuatro familias que van a ser desahuciadas en mayo a paralizar los desahucios mientras se negocia un alquiler social. No obstante a primera hora de la tarde del jueves, sigue adelante el desalojo sin alternativa de una pareja joven con dos niños menores en la calle Campiña, 6, en el barrio vallecano de Entrevías.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Vallekas denuncia así una oleada “sin precedentes” de desahucios por parte de Bankia en el distrito de Puente de Vallecas. Sólo entre abril y la primera semana de mayo, la entidad ha desalojado 6 hogares empobrecidos –pese a la oposición de la Plataforma– y prevé desahuciar cuatro familias más durante el mes de mayo. Los desahucios han afectado a todo tipo de situaciones: deudores hipotecarios, inquilinos estafados y hogares en situación irregular.

En total, 21 personas, 11 de ellas menores de edad, han sido ya desahuciadas por Bankia entre abril y la primera semana de mayo, y otras 15 –8 menores de edad– corren riesgo de perder su hogar sin ninguna alternativa, en las próximas semanas de Mayo. Dos de los desahucios, los de la calle Puerto Alto, fueron ejecutados el 21 de abril, sin legitimidad jurídica por parte de Bankia, entidad que por error citó en el procedimiento como deudores hipotecarios a las dos familias, siendo meramente inquilinas de los anteriores ocupantes del inmueble. Otro de ellos, aplazado para el 24 de mayo, se produce tras 45 días de arresto domiciliario impuesto a la pareja. Y uno más, el del 19, afecta a una madre sola con una menor pendiente de una operación de corazón. “Todas estas situaciones son cada vez más normales, y nos hablan de un sistema judicial que está claramente del lado de los más poderosos”, ha destacado Lotta Tenhunen, portavoz de PAH Vallekas. Todos los desahucios –menos uno– se han ejecutado sin que hasta el momento haya habido una alternativa ni por parte de la Agencia de Vivienda Social (AVS) de la Comunidad de Madrid, ni por parte de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS).

“En el caso en que se ha dado una alternativa, con el desahucio de Juan Antonio el pasado viernes, esta nos parece completamente insuficiente: ¿todo lo que puede encontrar el ayuntamiento de Madrid para realojar a un trabajador municipal como Juan Antonio es pagarle la mitad del alquiler durante tres meses un piso compartido? ¿Dónde han quedado la presión a la banca y a los grandes tenedores de vivienda para que cedan alquileres sociales?” En este sentido, PAH Vallekas considera no sólo “insuficiente” el parque público de vivienda disponible por parte de la EMVS, sino “injusta, desnortada y contraproducente” toda la política de mediación con las entidades bancarias, puesta en marcha a través de la Oficina de Intermediación Hipotecaria, el dispositivo antidesahucios de Carmena rechazado por todos los grupos stop desahucios de la ciudad de Madrid.

PAH Vallekas quiere destacar que los desahucios registrados por la plataforma en el distrito “recoge datos parciales: estos son casos que han ido llegando a la plataforma. Lo cual nos indica que el número real debe ser mucho mayor”, ha indicado Lorena Salazar Gonzalez, miembro de PAH Vallekas con lanzamiento de desahucio previsto para el próximo día 12. Todos los casos se han producido con conocimiento de los servicios sociales y de los dispositivos de mediación dispuestos por el ayuntamiento con Bankia, que se ha negado a dar alquiler social en todos los casos. “Insistiremos todas las veces que haga falta: después de haber entregado a Bankia 147.000 millones de euros en ayudas públicas, esta entidad con mayoría de accionariado público, tiene una obligación de dar alquiler social, aunque sólo fuera porque las casas con las que ha ido quedándose las ha obtenido con un sistema hipotecario que los tribunales de la Unión Europea han declarado ilegal”, señala Vera Llada Celorio, también miembro de la Plataforma.

PAH Vallekas insiste en la necesidad de un cambio normativo que evite los desahucios sin alternativa, y Llada Celorio recuerda que ese cambio normativo ya está siendo propuesto por la PAH y otras organizaciones integrantes de las campañas “La Ley de la PAH” e “Iniciativa Legislativa Popular (ILP) madrileña por el derecho a la vivienda”.

“Mientras no se lleve a cabo este cambio de ley fundamental, lo que nos queda es seguir defendiendo el derecho a la vivienda digna con la desobediencia civil y la acción directa para detener los desahucios igual que para recuperar viviendas vacías en manos de los grandes propietarios”, ha señalado Salazar Gonzalez. Es en este sentido que se produjo el día anterior un tentativo acercamiento entre la Plataforma y Bankia. Al encerrarse en una sucursal de la entidad en Entrevías, la directora de la zona se comprometió con paralizar los próximos lanzamientos y empezar las negociaciones para alquileres sociales. “Queremos confiar en que lo sucedido no sea un acontecimiento aislado sino pueda llevar a una mediación continuada”, destaca Salazar Gonzalez.

Además de los desahucios de Bankia, la PAH se enfrenta a un mes especialmente complicado en el distrito. En tres semanas, la Plataforma tiene previstos al menos otros tres lanzamientos provocados por las entidades Fidere, Sareb. “La cifra final sera más alta”, precisa Tenhunen: “todos los lunes llegan casos y desahucios nuevos a la asamblea de acogida, y sólo esta semana hemos tenido que parar otros dos desahucios de última hora que no teníamos previstos”.

Comments are closed.