Carta abierta a Begoña Villacís

In febrero 17, 2018

Hola Begoña, dado que no hacemos más que verla en todas partes como si fuera una experta en ocupación y sabiendo lo que piensa al respecto, le damos respuesta a sus inquietudes, reflejadas hace no mucho en este artículo: https://blogs.elconfidencial.com/espana/mirada-ciudadana/2017-09-19/una-de-listos-y-tontos-hipotecados_1445886/

Solo en una cosa le damos la razón a una hija que vela tanto por los intereses de su madre. La tiene cuando afirma “nos hemos dedicado durante años a fabricar leyes para amparar y blindar a usurpadores y oportunistas”; aunque olvide, vaya lapsus, que usted forma parte del grupo de poder que se aprovecha de esos mismos blindajes.

Efectivamente, se blindaron bien con leyes que nos dejaron sin casas y se siguen blindando y apoyando a los que permiten que no nos las devuelvan, a pesar de haber sido usurpadas por leyes que se hicieron a medida.

Nos faltan datos en su artículo. Uno que estaría bien y que no nos entrega, nos aclararía el porcentaje de pisos ocupados que pertenecen a esos bancos y a esos fondos con los que sus amigos hacen lucro, le sacan rédito a las gangas que dejan las estafas y son el resultado de reventar a las familias.

Puede que usted, o su madre, conozca a uno o varios vecinos… de verdad que lo sentimos, aunque ya lo sabe, no ocupamos casas de particulares. Nosotras formamos un colectivo, pero de miles, pues son miles, y más allá de la PAH cientos de miles, las familias vapuleadas por sus leyes, engañadas y estafadas por los que mueven, gracias a manos como las suyas, los hilos de la miseria; los especuladores de turno a los que les encanta que salgan articulitos como el suyo.

Lo sabe bien, pero no lo dice: la mayoría de los pisos que se usurpan pertenecen a esos grandes tenedores que están haciendo que los alquileres suban como la espuma. Esos, que gestionan carteras con cientos de inmuebles, desde despachos anónimos, y a veces para millonarios lejanos… la mano que mece la cuna domina el mundo, dicen. Hay muchos universitarios en Madrid que susurran que esa mano es la de su mamá… lea si acaso esta información: https://m.elconfidencialdigital.com/muy_confidencial/el_chivato/casero-Madrid-llamado-Carlos-Slim_0_2511948793.html

Es en esos pisos en donde vivían algunas de las familias que lo perdieron todo. Padres y madres que también habían trabajado toda una vida como usted, pero hay comparaciones que son odiosas o aún peor, resultan dolorosas cuando después de una vida dando el callo, te echan del trabajo y … para qué seguir.

Los que no tienen lugar a donde ir porque fueron expulsados nunca vieron plasmado tanto cariño y alarma de su parte, ¿verdad? Ni un miserable artículo exigiendo una actuación contundente que pidiera por ejemplo devolverles sus bienes y hacer leyes para eso.

Le damos otra oportunidad, ya dedicó este artículo a su madre, como buena hija que es, pero a partir de ya deje de insultar la inteligencia de quienes defienden la vivienda como derecho. Por si no lo sabe, este pasado Enero hemos llevado una Ley de Vivienda al Congreso de los Diputados. Apoye la aprobación de leyes que hagan que familias sin nada ya no se vean obligadas a ocupar. Tranquilice a su madre, pero también a esas familias no tan afortunadas como la suya.

Comments are closed.