lun 30 marzo 2020
La PAH exige al Gobierno ponerse de parte de la ciudadanía frente a la alarmante presión del lobby bancario y la patronal de grandes tenedores.

In marzo 30, 2020

Si se para la producción se hace para todo el mundo, también para las rentas de capital. La PAH protegeremos a las familias que no pueda pagar su hipoteca, alquiler o suministros básicos este 1 de abril si el Gobierno renuncia a salvaguardarlas en favor de la cuenta de beneficios de las grandes empresas.

Golpeadas por el coronavirus, el Consejo de Ministros de mañana es un momento crucial para lidiar las consecuencias económicas que trae esta pandemia y no repetir los errores de 2008. La banca y fondos buitre lo saben y llevan días intentando dividir y hacer aguas el escudo social, que el Gobierno vende pero -para nuestra alarma- no lo implementa:

1º. EN HIPOTECAS: Si no fuera ya insuficiente que la deuda hipotecaria pase íntegra al final del préstamo (el decreto de 15 de marzo únicamente elimina el coste del interés moratorio), el Gobierno cede aún más ante la banca avalando que restrinja su aplicación sólo a quienes cumplen A LA VEZ los 4 indicadores de vulnerabilidad ante el coronavirus. 

  • La PAH reclama que se exonere a las afectadas y se elimine esa restricción múltiple, para que pueda aplicarse una salida justa a todos las hipotecadas con bajos ingresos. La banca rescatada nos debe miles de millones de dinero público y está especulando con viviendas arrebatadas a las familias.
  • No se puede permitir que, tras desahuciar a más de 1 millón de hogares desde 2008, el año que viene haya ejecuciones hipotecarias pisoteadas por más acumulación de deuda por esta crisis y nuevos desahucios sin alternativa habitacional. Al contrario, debe obligárseles a paralizar los desahucios más allá del estado de alarma y a poner vivienda en disposición de las personas empobrecidas.

2º. EN ALQUILERES: Se está vendiendo en prensa una moratoria general financiada por microcréditos bancarios sin interés avalados por el Estado. Es decir, justamente lo que está proponiendo la banca y la patronal de los grandes tenedores para que la factura la paguemos íntegra los de siempre, aunque sea a plazos.

Este viernes, ASIPA, la reciente patronal estatal de los grandes tenedores (entre cuyos socios están las dos SOCIMIS más cotizadas del ladrillo español, MERLIN PROPERTIES y COLONIAL, o colosos del sector a nivel europeo como UNIBAIL-RODAMCO-WESTFIELD, o AZORA), ha hecho público un comunicado dirigido al GOBIERNO advirtiéndole de las consecuencias que tendría obligar a grandes tenedores de vivienda a condonar durante dos meses las rentas de alquiler para colectivos vulnerables afectados por el coronavirus. Nos parece repugnante que los FONDOS BUITRE y las GRANDES FORTUNAS DEL ALQUILER, que no pagan los impuestos de sociedades debidos, que en su mayoría están radicadas en paraísos fiscales, que utilizan métodos mafiosos contra las familias vulnerables, y están vinculadas a portales inmobiliarios investigados por manipular los precios del alquiler de miles de viviendas como IDEALISTA, se estén aprovechando de la actual crisis derivada del coronavirus para chantajear al GOBIERNO.

  • La PAH reclama que se exonere a las afectadas y que no haya ni un euro más de dinero público que pueda subvencionar alquileres especulativos. Hay que compensar al pequeño propietario que tiene una vivienda alquilada a un precio asequible para poder vivir y no puede llegar a un arreglo con su inquilino, pero no a fondos especuladores.
  • Esta crisis no debe retrasar el control de precios de los alquileres y una normativa de vivienda que ponga coto a la burbuja inmobiliaria con la que estos tenedores se han lucrado. Se han de renovar los contratos no sólo evitando nuevas subidas abusivas sino ajustándolos a los ingresos de las familias.
  • Por otro lado, cada CCAA y Ayuntamiento está dando soluciones dispares para los afectados de vivienda pública. Exigimos, como alguna CCAA ya ha decidido, exoneración del alquiler para todas las familias de todo el parque público correspondiente, por lo que no cabe acumular deuda para los más vulnerables y un compromiso político claro de no hacer caja con la desgracia.

3º. EN SUMINISTROS: Es notorio que las grandes suministradoras están teniendo beneficios millonarios

  • La PAH reclama que las medidas no sean restrictivas y que no se acumule deuda a las familias en precario, de manera que sean las grandes empresas energéticas quienes, de sus beneficios, exoneren a las familias de ellas. Al contrario, es necesario una tarifa social para la recuperación económica de las familias y una renta básica.

Estas son las medidas que no dejarían a nadie atrás para un rescate ciudadano, dado que el Gobierno no se atreve a intervenir las empresas financieras y suministradoras para ponerlas en favor del interés general.

Si vamos a vencer a este virus será por el esfuerzo heroico de los trabajadores de la Sanidad y de otros trabajadores esenciales. Pero no podemos caer derrotados después por otro virus económico cuando muchas aún ni se han recuperado de la última burbuja inmobiliaria. Todo mero aplazamiento es esperar a que enterremos nuestros seres queridos para que el lobby bancario e inmobiliario vuelva a su proceso extractivo contra nosotras.

Ante esta crisis, desde la PAH vemos lógico que si el Gobierno no ha planteado las soluciones adecuadas a las familias afectadas por el coronavirus -como las planteadas por tantos colectivos adheridos al Plan de Choque Social-, la iniciativa de Huelga de Alquileres, promovida inicialmente desde Estados Unidos para el 1 de abril, haya comenzado a convocarse en España, respaldada por más de 200 organizaciones. Desde la PAH también saludamos la iniciativa y estamos terminando de trabajar a nivel estatal, dentro de nuestro proceso asambleario, para construir respuestas unitarias que incluyan al máximo de familias. La PAH llevamos 11 años protegiendo y prestando apoyo a quienes no pueden pagar por disfrutar de algo que es un Derecho básico y fundamental como la vivienda, logrando soluciones ajustadas a cada familia, incluyendo a las que han perdido su vivienda o ni siquiera les renuevan el alquiler.

Manifestamos que todas las PAHs protegeremos solidariamente a las miles de familias que no puedan pagar su hipoteca, alquiler o suministros básicos este 1 de abril, si el Gobierno renuncia a salvaguardarlas en favor de la cuenta de beneficios de las grandes empresas.

Descárgate aquí nuestro kit legal.

SÍ SE PUEDE.

Comments are closed.